2 de junio de 2014

Manualidades para torpes: muebles de cartón

No es la primera vez que en este blog hablamos de qué hacer con cajas de cartón. Empezamos con un estudio para pequeños artistas . Hoy le toca el turno a los juguetes.

Desechables, versátiles y ecológicos, los muebles de cartón están de moda. Quizá para uso diario de adultos todavía no puedan competir con otros, pero son aliados perfectos en los juegos con muñecos. Pueden ser tan sencillos o tan complejos como se quiera. Con el color natural del cartón o pintados, forrados de papeles, con pegatinas...

 Este fue mi primer intento haciendo muebles de cartón. Como mi hija es aún pequeña, no me quise complicar. Para esta cama de cartón sólo hizo falta una caja, unas tijeras, cuatro tapones de refrescos para las patas y el pegamento para pegarlos. Las patas llegaron varias semanas después de que la niña empezase a disfrutar del juguete.

La manta es una de recién nacido.

Esta combinación de silla y escritorio es otra manualidad para torpes rápida y sencilla. Ambos muebles salieron de la misma caja de cartón. Una mitad es el escritorio, la otra el asiento. La base de la silla es la tapa y el cilindro central viene de un rollo de papel higiénico. De nuevo apenas hicieron falta tijeras y pegamento.

El libro se hizo con hojas de revista.

Nos queda otra caja de zapatos en casa por decorar. De momento el plan es convertirla en una cocinilla usando tapones de refrescos para los mandos y un rollo de papel higiénico cortado con palitos de piruleta para las ollas.

A la destinataria de estos regalos le gustaron. Según cómo aguanten el paso del tiempo le sugeriré decorarlos algo más. O no, si rompen, lo único que hemos perdido es una caja que iba a ir a la basura igual.


Si este artículo le ha resultado de utilidad, por favor, no se olvide de apoyar la labor de Club Soletes haciendo click en un o de nuestros anunciantes o visitando Easyfundraising.