12 de febrero de 2014

Shirley Temple, esposa y madre trabajadora

Hace dos días murió Shirley Temple. Es conocida por sus películas como niña prodigio, pero su biografía posterior muestra mucho más. Muestra a una mujer que amó a su esposo, crió a una familia numerosa y llevó una vida profesional de éxito.

Shirley empezó su carera artística con Fox Film Corporation (más tarde 20th Century Fox) a finales de 1933. Temple estaría con Fox hasta 1940, convirtiéndose en la actriz más lucrativa para el estudio y la estrella más taquillera de Estados Unidos. Para mantenerla en su infancia, el certificado de nacimiento de Shirley había sido alterado. Sólo en su duodécimo cumpleaños se reveló que tenía trece.

Su popularidad ganó tanto la adulación pública como la aprobación de sus colegas. Ya con cinco años siempre tenía sus frases memorizadas y sus pasos de baile preparados. Incluso en sus primeras películas era capaz de hacer coreografías complejas de claqué. Fue la primera receptora del Premio Oscar especial al Intérprete Juvenil en 1935 y sigue siendo la intérprete más joven de la historia del cine en haber recibido el honor. Es también la actriz más joven en añadir las huellas de pies y manos en el exterior del Grauman's Chinese Theatre.

Frecuentemente prestó su imagen y talento para promover varias causas sociales, incluyendo la Cruz Roja.

En 1940, Temple dejó Fox. Combinó las clases en Westlake School for Girls con películas para varios estudios, incluyendo MGM y Paramount.

En los años 1950 Shirley se retira de escena para convertirse en ama de casa.

En 1967, con 39 años y tres hijos adolescentes, Temple da un giro a su vida y se involucra en la política del Partido Republicano. Consiguió varios puestos diplomáticos, sirviendo como delegada de Estados Unidos en conferencias y cumbres internacionales. Fue nombrada delegada de las Naciones Unidas por el Presidente Nixon en 1969. Fue embajadora estadounidense en Ghana (1974–76). En 1976, se convirtió en la primera mujer Jefa de Protocolo de los Estados Unidos que puso a su cargo todas las ceremonias, visitas y regalos del Departamento de Estado a líderes extranjeros y la coordinación de temas de protocolo con todas las embajadas y consulados de Estados Unidos. Fue embajadora en Checoslovaquia (1989–92) y testigo de la Revolución de Terciopelo, sobre la que comentó, "Ese fue el mejor trabajo de toda mi vida". En 1987 fue nombrada la primera funcionaria honoraria del servicio extranjero en la historia de Estados Unidos.

Temple apareció en la portada de la revista People en 1999 con el título "Picture Perfect" y más tarde ese mismo año como parte de su informe especial, "Sobreviviendo al cáncer de mama", escrito a partir de su experiencia como superviviente de la enfermedad que padeció en 1972 y por la que perdió un pecho.

Temple sirvió en la junta directiva del Instituto de Estudios Internacionales de la prestigiosa Universidad de Stanford, el Consejo de Relaciones Exteriores, el Consejo de Embajadores Americanos, el Consejo de Asuntos Mundiales, la Comisión de Estados Unidos para la Unesco, el Comité Nacional de Relaciones entre EE.UU. y China o la Asociación de las Naciones Unidas.

Recibió doctorados honorarios de la Universidad de Santa Clara y la Lehigh University, una Beca de College of Notre Dame y un Chubb Fellowship de la Universidad de Yale.

Pero además, Shirley Temple se casó en 1950 con el empresario Charles Alden Black, con el que permaneció hasta la muerte de él con 86 años en el 2005 y fue madre de tres hijos.

Con la vida de Shirley Temple se nos va un ejemplo de que, con tenacidad y trabajo, todo es posible.



Si este artículo le ha resultado de utilidad, por favor, no se olvide de apoyar la labor de Club Soletes haciendo click en un o de nuestros anunciantes o visitando Easyfundraising.