19 de febrero de 2014

La Universidad de Glasgow de la mano de un niño

Si hay algo que nos enseña la película Monsters University, es que nunca es demasiado pronto para que nuestros hijos descubran la educación superior.

Por otro lado, ¿cómo resistir la tentación cuando la tenemos tan cerca? La Universidad de Glasgow, además de ser la cuarta más antigua del Reino Unido y una de las cien mejores del mundo, tiene uno de los campus más bonitos y es descrita por las guías turísticas como "la universidad de Harry Potter". Si a eso añadimos excelentes facilidades para acceder con carritos de bebé o sillas de ruedas, comida barata y esquinas que guardan cientos de recuerdos e historias, tenemos la combinación perfecta para una tarde con los niños.

Pero no lo digo sólo yo. Hoy, vamos a pasear por la Universidad de Glasgow con un testigo de excepción, ya que las fotos son de Ian Hughes-Hallett, uno de los niños miembros del Club Soletes, que muy amablemente nos las ha cedido.

Empezamos con una de las fachadas neogóticas:
Tras estas ventanas tenemos, entre otras cosas, el museo Hunter, de entrada gratuíta y que cuenta con una de las mejores colecciones universitarias del mundo, siendo uno de los activos culturales más importantes de Escocia. Además, está llena de monedas, fósiles y bichos en jarras de formol.

Desde la fachada anterior podemos ver esta imagen: la cancilla conmemorativa del medio milenio de existencia de la Universidad de 1951 (a la izquierda) y el jardín del monumento a los héroes de la primera y segunda Guerras Mundiales. Cuando nuestro fotógrafo crezca, podrá sentirse orgulloso por la pericia de sus antepasados españoles, que se libraron de tomar parte en las contiendas, o el heroísmo de los británicos, que fueron decisivos para ganarlas.

Un poco más a la izquierda de la cancilla, tenemos esto:
La biblioteca. Llama la atención por su altura. No fue una buena idea. El West End de Glasgow es algo pantanoso, cuando no está perforado por viejos túneles mineros. Como consecuencia de esto y de los millones de libros que alberga el edificio, la biblioteca se hunde unos dos milímetros al año.  Y no es la única rareza del rascacielos...

¿Quién no se fijaría en una puerta a ninguna parte? Nuestro joven fotógrafo no ha sido menos y nos muestra una obra de la colección de arte Hunterian, que no es más que la reproducción de parte de una casa diseñada por Charles Rennie Mackintosh.

Pero no sólo arquitectura hay en la Universidad de Glasgow.
Glasgow es la única universidad británica con dos uniones de estudiantes. Empezaron siendo una para chicos y otra para chicas, pero ahora se dividen más por proximidad a facultades. La Glasgow University Union, conservadora y tradicional, es frecuentada por alumnos de negocios, historiadores e ingenieros. La Queen Margaret -la de la foto- más caótica y moderna, es la preferida de científicos y artistas. A cualquier amante de la música le gustará saber que por su sala de conciertos han pasado Queen, Nirvana, Smashing Pumpkings, Red Hot Chilli Peppers, Stereophonics, Coldplay, Franz Ferdinan, Soundgarden y hasta los mismísimos Beatles. Todo eso, sin olvidar que sirven pizza.

Pero, aunque Ian no haya sacado foto, no podemos irnos sin una mirada a una de las estructuras más admiradas del campus, las arcadas:
Ante estas vistas (que se pueden obtener subiendo por las escaleras o el ascensor junto al "Visitors Centre") ¿Quién negaría que estamos ante "la universidad de Harry Potter"?

La Universidad de Glasgow es de acceso gratuíto. Las únicas excepciones son la galería de arte Hunterian (excepto los miércoles) y la torre mirador (abierta los viernes a la hora de comer). Para más detalles, dirigirse al "Visitors Centre".