26 de febrero de 2014

Cocinando con bebés: galletas Star Wars

Este fin de semana, aprovechando un vale de descuento, trajimos a casa varios cortadores de galletas. Un paquete de figuras metálicas tradicionales, cuatro cortadoras-prensa de plástico con héroes de la Guerra de las Galaxias y dos de Doctor Who.

La receta la sacamos de un libro de Nigella Lawson. Se puede ver aquí. Sólo cambiamos la cantidad de vainilla (pusimos el doble).

Como la masa necesita enfriar durante una hora, la hicimos la noche anterior sin la niña.

Los cortadores fueron una sorpresa. Nos olvidamos de meterlos en harina antes de empezar para que no se pegasen a la masa, pero aun así no tuvimos problemas. Pensamos que las prensas de plástico serian más difíciles de manejar, pero nos equivocamos. Cortan perfectamente y dejan una impresión muy nítida y reconocible en la masa. Diría que las figuras de plástico de la Guerra de las Galaxias y Doctor Who son aun más fáciles de manejar que las tradicionales metálicas.

La experiencia del bebé fue satisfactoria: entretenida, estimulante y razonablemente guarra; pero no de las mejores. Usar el rodillo y cortar galletas son acciones mecánicas más monótonas que combinar los ingredientes de una magdalena o decorar una pizza, así que una vez vista una galleta "de monstruo", vistas todas.

Repetiremos experiencia, porque al poder congelarse la masa es una actividad muy cómoda para los días de lluvia. Además las galletas están riquísimas. Quizá la próxima vez pongamos algo de colorante alimentario para que las de Yoda salgan verdes y cacao para que Chewbacca sea marrón. Pero eso queda para otro día.