30 de enero de 2014

Viajar con bebés en el transporte público de Glasgow

Tanto si se viene de visita con la familia cono si vivimos en Glasgow, puede ser útil saber cual es el transporte público más apropiado para viajar con bebés.

Metro de Glasgow

Metro

Aunque para los que caminamos con soltura el metro sea la forma más conveniente de moverse por el Glasgow metropolitano, para las familias con niños pequeños no es tan conveniente.

Ninguna estación tiene baños abiertos al público o cambiadores. Tampoco acceso a minusválidos o carritos de bebé. Si se lleva cochecito, por política contra incendios, se tiene que plegar a la entrada. El personal suele ayudar con la carga, pero los vagones de metro son pequeños y encontrar acomodo para el carrito y el niño sin molestar y antes de que arranque no es fácil.

Tren

El tren puede ser mejor opción que el metro, según qué estaciones.

Los vagones son amplios, con el suelo a nivel de plataforma y sitio junto a la puerta aptos para aparcar carritos desplegados. Las estaciones grandes (entre las que están Queen Street, Central Station y las compartidas con el metro) tienen acceso para minusválidos (y cochecitos), baños y cambiadores. Sin embargo, nada de esto es garantía en estaciones más pequeñas y, al contrario que en el metro, no tiene por qué haber personal que nos ayude.

Autobús

La mayoría de los autobuses tienen espacio para carritos y gatos hidráulicos que bajan el piso casi a ras de suelo para facilitar la entrada cuando es necesario. La principal estación (Buchanan Station) tiene baños y cambiadores.

Otras opciones:

Los taxis negros tienen asientos abatibles para colocar al bebé en su silla en frente de los padres y cinturones de seguridad especiales.

Si queremos estar a nuestro aire y tenemos silla para el coche, la compañía City Car Club tiene la posibilidad de alquilar sus coches por horas, aparcándolos en distintos lugares de la ciudad.

Para más información (tarifas, boletos, etc), consultar la web del sistema de transporte de Starthclyde (SPT)