2 de enero de 2014

Reyes Magos o Pápa Noel

He aquí el gran drama existencial de la familia expatriada:

¿Cuantos viejos barbudos van a perpetrar allanamiento de morada para llenar de trastos la habitación de nuestros hijos? ¿Uno, tres o cuatro? ¿Espachurrarán el árbol o los zapatos?

Hay sobrados motivos para cualquiera de las dos elecciones. Aquí tenemos algunas reflexiones para ayudar a los niños a entender la situación y decantarse por uno u otro sistema de paquetería según nos convenga.

Siendo egoístas, los Reyes permiten a los padres tener a los hijos bajo amenaza hasta la primera semana de enero, mucho más tarde que con el repartidor escandinavo. Pero también hay que andar pensando en los envíos hasta más tarde.

Los Reyes en Escocia visitan después de las rebajas, con lo que su presupuesto les permitirá cumplir deseos infantiles con más holgura. Desgraciadamente, esto también significa que llegaran después de que los elfos de Santa saqueen los almacenes de Amazon hasta que sólo queden los calendarios del 2013, la biografía de Zapatero y los CDs de los ganadores del Factor X del año anterior.

Los niños vuelven al colegio a principios de enero y los regalos son recibidos el 6 de enero. A veces no basta con unos días para disfrutar de los juguetes. Pero aguardar también tiene recompensa: si esperan, decidirán más informados, ya que podrán leer las críticas de sus amiguitos en Internet.

La eficiencia también debe tenerse en cuenta. Por un lado, a nadie se le escapa que los recursos humanos de tres reyes con sus pajes tienen que ser mucho mayores a la hora de gestionar y transportar envíos que un solo anciano rodeado de elfos que no llegan a los estantes altos en Toys r Us. Por otro, una organización con tres gerentes de responsabilidades mal delimitadas y origen tercermundista no tiene por qué ser más eficiente que los disciplinados escandinavos y su estructura piramidal.

Después tenemos el asunto religioso. Los Reyes estuvieron en el pesebre, saben de qué va la historia y fueron parte de ella. ¿Como no va a haber un Jesús, si vimos como Sus Majestades -con gran orgullo y satisfacción- se pimplaron la botella de whisky que les dejo el abuelo? Papá Noel encaja en el pesebre menos que el cagón, con lo que no atraerá preguntas en este sentido.

¿Reyes Magos o Pápa Noel? Cada familia elige.