20 de enero de 2014

Primeros pasos en la cocina

A todos los niños les gusta sentirse útiles. No a todos les gusta comer. Por eso, a veces es buena idea que participen en las tareas de cocina.

Fuente: Epic Parenting
Un niño pequeño en la cocina puede dejar la casa como un ciclón en una tienda de pinturas. Pro eso es importante empezar un día que estemos todos relajados y planear la experiencia.

La seguridad es lo primero, así que las superficies deben estar limpias de cuchillos o cualquier instrumento afilado. También debemos tener cuidado con materiales de limpieza y superficies calientes.

Para que los niños (y mayores) permanezcan relativamente limpios es bueno que lleven un delantal, ropa vieja, ropa vuelta del revés o, para germifóbicos irredentos o víctimas de suegras maléficas, todo lo anterior. Por supuesto, lavarse las manos antes de empezar es obligación.

Una vez metidos en el fregado, aquí hay algunas tareas que los niños más pequeños pueden hacer:

• Ayudar a reunir los ingredientes de una estantería baja.
• Agregar tazas de ingredientes ya medidos.
• Mezclar ingredientes con un cucharón.
• Espolvorear pasas o frutos secos en una masa.

Teniendo esto en cuenta, recetas en las que pueden ayudar incluyen esparcir la carne en canelones o lasaña, poner lonchas en bocadillos, añadir verduras troceadas a la ensalada, machacar un puré, rebozar "nuggets" de pollo o esparcir los ingredientes sobre una pizza casera.

¡Buen provecho!