17 de diciembre de 2013

Dónde ver renos en Escocia

El viernes tuvimos una extraordinaria visita en Soletes. Desde el Polo Norte vinieron los renos de Papá Noel... O no. La realidad es que a Papá Noel no le gusta que sus renos sufran y llevar el trineo por todo el mundo es muy cansado, así que de vez en cuando los cambia. Una de las paradas más importantes dónde recoge a estos preciosos animales es la que está más al sur de Europa, que es la reserva de Cairngorm. Como está en Escocia (cerca de Aviemore), esto significa que no tenemos por qué verlos sólo en Navidad.

La reserva de Cairngorm es el único lugar de Escocia donde se puede disfrutar todo el año de la compañía de los animales favoritos de Santa Claus. Un paseo de 15-20 minutos es todo lo que se necesita para poder acariciar sus peludos hocicos mientras expertos cuidadores nos cuentan la historia y los nombres de cada uno, qué comen, cómo se le forman las astas, cómo es su vida diaria, etc.


El precio es de 12 libras por persona, una más si se quiere llevar uno de sus portabebés a la espalda. No está mal para una experiencia irrepetible.