12 de noviembre de 2013

Diez razones para formar familia en Escocia

No siempre es fácil tener hijos lejos de nuestra tierra. Hoy vamos a animarnos pensando en las ventajas. Estas son diez razones, entre las muchas que hay, para sentirse feliz de formar una familia en Glasgow:
  1. Nuestra descendencia será poliglota, dominando dos de las lenguas de más difusión del planeta.
  2. La educación pública escocesa es de las mejores de Europa.
  3. 
  4. Los castillos de cuento, el tren de Harry Potter y animales como las ardillas, zorros, ciervos, delfines, frailecillos o el monstruo del lago Ness serán vecinos que formaran parte de la infancia de nuestros hijos.
  5. Navidades blancas (a veces).
  6. 
    Kelburn Castle, atracción infantil en Ayrshire
    
  7. Crecer en Glasgow no sólo implica conocer la cultura británica, también acercarse a la pakistaní, la india y las múltiples latinas del Club Soletes, entre otras.
  8. Es fácil practicar deportes como esquí, rugby, hockey, golf o equitación.
  9. Vuelos de bajo costo a casi toda Europa y buena parte del resto del mundo.
  10. Tronas y cambiadores en todos los espacios públicos.
  11. Costo de la vida y de la vivienda asequible.
  12. La mezcla de costumbres y vivencias permite que nuestros hijos crezcan sabiéndose diferentes y especiales.