9 de octubre de 2013

Manualidades infantiles para torpes: hojas de otoño

Según las agencias de viajes, Otoño es la estación más bonita en Escocia. Para los niños, es hora de saltar en los charcos y revolcarse en la hojarasca. Pocos hay que resistan volver del parque sin unos cuantos "tesoros" en el bolsillo. Hora de sacar partido a esta costumbre.
Materia prima

Ingredientes:

  • Niño.
  • Parque.
  • Cartulina grande.
  • Cinta adhesiva.

Preparación:

La actividad se puede desarrollar de diferentes formas según la personalidad y la edad del niño.

Empezamos soltando a la criatura con una misión: recoger hojas. Podemos ayudarle pidiendo un tipo específico: una pequeña, otra grande, una amarilla, otra morada, otra roja... Cuanto más variada la colección, mejor.

Al llegar a casa, se escojen las hojas que más gusten. Si hay paciencia, se pueden secar y planchar poniéndolas bajo un libro pesado entre hojas de periódico.

Con cinta adhesiva, pegar las hojas a la cartulina.

La colección se puede emplear para enseñar colores y tamaños a los más pequeños o los tipos de árbol a los mayores.

Los más creativos pueden decorar la cartulina con purpurina, pintura de dedo o retales de papel de colores antes de pegar las hojas.


Si este artículo le ha resultado de utilidad, por favor, no se olvide de apoyar la labor de Club Soletes haciendo click en un o de nuestros anunciantes o visitando Easyfundraising.