11 de septiembre de 2013

Inventos para viajar con niños

Todos recordamos cuando no teníamos hijos y alguien nos daba el viaje en el avión con un niño de lloro largo y penetrante. Ahora, ninguno queremos ser ese padre, pero no siempre sabemos cómo evitarlo. Es básico que conservemos la tranquilidad. Para ello contamos, entre otras armas, con la tecnología (Otro día comentaremos soluciones más "analógicas").

Aquí van algunos inventos para hacernos la vida más fácil. Empezamos por los de neonatos hasta llegar a los infantiles.

Portabebés:
Del nacimiento a los dos años.

Nada ayuda a sobrevivir las colas del control de pasaportes como un portabebés. Debe ser fácil de poner, quitar, guardar y, a ser posible, con protección lumbar.
En este aspecto, las BabyBjörn, diseñadas por pediatras, cubren las expectativas, aunque son carísimas. Lo mejor es escoger modelo en la guía de su página y bucear la red en busca de gangas.

Bolsas esterilizadoras reciclables:

Del nacimiento a un año.
Las bolsas esterilizadoras ocupan lo que un folio, se usan varias veces y sólo necesitan un poco de agua y tres minutos en cualquier microondas.
Cabe un biberón y varios chupetes.
La alternativa de viaje a la esterilizadora.

Biberones pre-esterilizados:

Del nacimiento a un año.
Además de ocupar menos espacio que un biberón convencional, son tan extraños que sirven para una tarde de adivinanzas. Nadie sabrá qué es este trasto hasta que lo expliques, garantizado.

Trona con cambiador portatil:
A partir de seis meses.
España no es tierra de bebés. Una trona portátil con cambiapañales es una necesidad. La Tommy tiene arnés y espacio para dos pañales, toallitas, la cartera, el móvil, las llaves y un paquete pequeño de comida, con lo que no hace falta llevar bolso.

Conversor de biberón a taza antigoteo:
A partir de seis meses.
Si tienes biberón para la noche, no tienes que cargar también con la "sippy cup" para el día. Sólo enróscale este accesorio.

Bol de viaje:
A partir de seis meses.
Para niños muy pequeños, es cómodo llevar la papilla en un contenedor bien sellado. Esta además se pega a la mesa y viene con dos cucharas de viaje que cambian de color según la temperatura. Cuando el niño crece, se puede dividir en dos compartimentos para meriendas.

Tableta:
A partir de año y medio.
Juegos, vídeos, libros... Esencial para entretener a niños de todas las edades (padres incluidos). La más barata parece ser la Kindle Fire, que acepta aplicaciones Android.

Trunki:

A partir de tres años.
Juego creativo, medio de transporte y maleta difícil de perder, todo en uno.


NOTA: 
Este artículo no está patrocinado por ninguna empresa. Las marcas recomendadas lo son sólo desde la experiencia del autor y sus colaboradores.


Si este artículo le ha resultado de utilidad, por favor, no se olvide de apoyar la labor de Club Soletes haciendo click en un o de nuestros anunciantes o visitando Easyfundraising.