29 de agosto de 2013

Glasgow con niños pequeños: Mackintosh

Venir a Glasgow y no conocer la obra de Charles Rennie Mackintosh es como ir a Barcelona y no ver nada de Antoni Gaudí, o visitar París ignorando la Torre Eiffel. Sin embargo, las obras mas famosas de Mackintosh por vistosidad y ubicación (la Glasgow School of Art y los Willow Tea Rooms) tienen escaleras empinadas que las hacen de difícil acceso con carritos. ¿Qué hacer para conocer la arquitectura de Mackintosh con niños pequeños? He aquí un par de sugerencias.

House of an Art Lover

Tal y como el nombre sugiere, esta es una casa que el arquitecto y su mujer planearon y decoraron para un amante del arte.

El exterior se ha construido entre 1989 y 1996 siguiendo lo más fielmente posible en materiales, artesanía y dimensiones los bocetos de 1901 de Mackintosh.

Dentro de la casa, Mackintosh diseñó las habitaciones, pero él y su esposa crearon bocetos detallados de los interiores de la sala de entrada, el comedor, la sala oval y la sala de música. Este conjunto de habitaciones ha sido replicado en detalle, junto con la escalera principal y la galería.

La casa tiene un jardín amurallado donde jugar muy armónico con la arquitectura.

La visita guiada de la House for an Art Lover se hace con un sistema de audio portátil y los menores de diez años entran gratis.

Otro motivo para ir es la cafetería. El Art Lover's cafe no es de los mas baratos, pero la excelente carta de comidas bien merece la diferencia. Cuenta con menú infantil, tronas, cambiadores e incluso se puede pedir mesa en una sala adyacente de menor tamaño si se desea tranquilidad (o aislar a las fieras del publico en general). Se recomienda reservar mesa con anticipación.

Scotland Street School

Esta escuela fue diseñada por Charles Rennie Mackintosh entre 1902 y 1906 y se mantuvo abierta hasta 1979. Ahora es un museo interactivo que cuenta la historia de la educación en Escocia desde finales del siglo XIX hasta el siglo XX.

El edificio es un magnífico ejemplo del estilo de Mackintosh. Incluye una sala con los bocetos del arquitecto para el edificio.

El colegio de Scotland Street contiene tres aulas donde se muestra como eran las clases en tiempos de la reina Victoria, durante la Segunda Guerra Mundial y en los años 50 y 60. Incluso puedes vestirte como un alumno del pasado.

Scotland Street es escenario habitual de eventos familiares y actividades, y tiene a menudo exposiciones temporales, ademas de las permanentes.