19 de agosto de 2013

Educación preescolar en Glasgow

Exceptuando algunos colegios privados, la escolarización en Escocia no ocurre antes de los 5 años. Hasta entonces los niños pueden ser cuidados con diferentes sistemas.  

Escuelas infantiles o guarderías. 

Todas las guarderías aceptan a niños entre 3 y 5 años, pero solo algunas admiten a menores de 3.

Los grupos de niños menores de dos años deben tener un cuidador por cada tres bebés. Los mayores, uno por cada cinco. Cada niño tendrá un tutor asignado.

Las actividades deben ajustarse al "Curriculum de excelencia" del gobierno escocés.

Todas las escuelas infantiles han de pasar inspecciones regulares (normalmente anuales). Los resultados de estas inspecciones están disponibles para el público tanto en la guardería como en la página web del órgano de inspección.

La inmensa mayoría de las guarderías de Glasgow son privadas. Las municipales son más baratas, pero ninguna es gratuita y su acceso es muy restringido. Los precios oscilan enormemente y pueden variar entre 22 y 60 libras al día, según el centro.

Solo hay cinco escuelas infantiles municipales que acepten menores de tres años. La oferta aumenta notablemente para preescolares, pero sigue siendo insuficiente y se recomienda solicitar plaza en cuanto el niño cumple los dos años.

Para solicitar plaza se debe acudir al propio centro, donde se cubre un formulario con la dirección de los padres o guardianes, su salario y la dirección del médico de cabecera.

Una vez que el niño empieza la educación preescolar, si los padres trabajan, se puede solicitar acceso a una subvención que permita asistir a la guardería 15 horas semanales. Si se requiere que vaya más tiempo, algunas empresas ofrecen a sus empleados "childcare vouchers", un sistema por el que cada padre puede contribuir un máximo de unas 245 libras mensuales de su sueldo libres de impuestos a la educación de los hijos.

No todas las guarderías ofrecen comidas y ninguna tiene servicio de transporte.  

Madres de día  

El sistema de madres de día ("Childminders") esta muy extendido y regulado en Escocia. Son personas que cuidan niños en su propia casa. Su trabajo está tan legislado como el de las guarderías, aunque el mínimo de alumnos por cuidadora no está tan definido. Deben ceñirse al "Curriculum de excelencia", tener la formación académica correspondiente, una licencia y pasar inspecciones rutinarias (normalmente anuales) con resultados accesibles al público.

Suelen cobrar por horas y costar ligeramente por encima del salario mínimo. De nuevo, no todas ofrecen comida y ninguna transporte.

Las ayudas a quienes opten por una madre de día son las mismas que para quienes prefieran guarderías.
 
Coste medio del cuidado preescolar en Gran Bretaña (fuente)

Otras páginas sobre gastos de crianza:


Si este artículo le ha resultado de utilidad, por favor, no se olvide de apoyar la labor de Club Soletes haciendo click en un o de nuestros anunciantes o visitando Easyfundraising.